Volver al sitio

Cómo una startup debe levantar capital 

    Gabriel Florensa, Mentor de emprendedores

    Gabriel Florensa, Mentor de emprendedores

    Si bien he trabajo casi toda mi vida en una empresa familia, de capital muy cerrado para socios familiares, en últimos 5 años he movido hacia el ecosistema emprendedor local como inversor ángel, lo que me ha permitido aprender conceptos los cuales quiero transmitir a los emprendedores e inversores de riesgo.

    Las diferencias más grandes que he encontrado entre las empresas familiares y las startups tienen que ver con dos aspectos: los socios y las forma de financiarse. En nuestra empresa, la visión que teníamos de los socios y la financiación de los negocios era totalmente diferente a lo que es en la actualidad. Antes era impensado para nosotros sumar un socio no familiar a la empresa aportando fondos. Por otro lado, nos costaba ir a Banco a pedir créditos para acelerar nuestro crecimiento, por eso nos basábamos en la autofinanciación.

    Hoy las startups, por sus modelos de negocios escalables, tienen capacidad de crecer rápidamente, y como no tienen activos tangibles para garantizar en el sistema financiero para tomar créditos, no califican, entonces, deben obligadamente ceder Equity (o parte de sus acciones a cambio de fondos y servicios recibidos de terceros). El dinero puede venir de inversores o socios, y los servicios, de colaboradores, asesores y/o mentores.

    Pero no todas las startups tienen la misma realidad, algunas ni siquiera necesitan el aporte de fondos de nuevos socios. Hay de todos los tamaños y todas tienen distintas necesidades. Salir a fondearse al inicio no es una obligación, pero, muchas veces, las características y exigencias del mercado, lo llevan a hacerlo. En este sentido en conveniente que los fundadores sean muy cautos a la hora de buscar fondos.

    En proporción no es mucho lo que fundadores deberían ceder a los inversores. Yo nunca recomendaría ceder más del 10 o 15 % de Equity en una primera ronda de inversión. He escuchado que inversores voraces piden grandes participaciones en los proyectos, lo cual es un gran error para ellos y para los fundadores, porque condicionan el negocio a futuro. En sucesivas rondas, nuevos inversores no querrían entrar en negocios donde los fundadores no tienen la mayoría accionaria, ni el control de su propio negocio. Estarán desmotivados para seguir, y ese es el verdadero enemigo del socio acaparador.

    Ante la incorporación de nuevos inversores, yo recomiendo hacer las cosas bien desde el comienzo. Para ello deberán estar asesorados por abogados que conozcan del sector tecnológico. Hoy crear una SAS es muy fácil, por lo menos en Córdoba. No es caro y es indispensable. También puede es posible hacer un acuerdo entre los socios a través de un MoU (Memorandum of Understanding) o Carta de Entendimiento, donde sientan las bases, expectativas y condiciones entre los fundadores, aunque no es tan relevante. Muchas veces esto sirve para preveer la expansión del negocio e incorporar nuevos socios a futuro, desarrollo de nuevos mercados, etc.

    A la hora de salir a buscar inversores o, con la intención de captar talentos en el mercado (sean colaboradores o asesores), tendrán que ceder Equity para conseguirlos, ya que una startup no dispone de recursos para pagarlos. Para la incorporación de este tipo de socios, hay documentos muy estandarizados en el mercado que deben utilizarse. Estos documentos fueron desarrollados en Silicon Valley, y perfectamente adaptables a nuestra legislación.

     

    En este artículo, sólo me limito a mencionarlos, pero en el próximo, explicaré en que consistes cada uno y cual es el beneficio, para ambas partes, de utilizarlos:

    • Para Inversores: SAFE (Simple Agreement for Future Equity) 
    • Para Mentores: FAST (Founder-Advisor Standart Template)
    • Para Colaboradores: Stock options 

    En estadios tempranos, las startups tienen un panorama incierto, es por ello que deberán convertir sus hipótesis en hechos. Su evolución, dependerá de muchos factores. Por lo tanto, siendo cautos, es importante no condicionar el crecimiento y evolución de la startup, por ej.: fijando una precio de la compañía en el momento, sin tener ningún recorrido de evolución mercado que valide el mismo. Por ende, lo ideal, es que el precio se acomode a la evolución del negocio fijándole en la siguiente ronda de inversión, no ahora.

    Todos los artículos
    ×

    Ya está casi listo...

    Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

    Aceptar