Volver al sitio

Rapihogar de festejo: ganó un premio del BID y le hace frente al Covid-19

En medio de la pandemia una idea cordobesa fue premiada a nivel internacional. De qué se trata el proyecto de Rapihogar que busca dar una solución en tiempos de crisis.

· Emprendimientos,Idea

Rapihogar se sacó el barbijo para cantar victoria y festejar la selección del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en breve gracias a esta financiación una gran idea podrá ver la luz y apalear la falta de empleo.

La problemática a la que Rapihogar salió a “enfrentarse” podría categorizarse como un punto de dolor viejo a nivel nacional pero que se intensificó con la crisis provocada por el Covid-19.

El último número publicado por el Indec indicaba que la tasa de desempleo se ubicaba en un 10,4 por ciento, con un incremento de un 1,5% respecto al mismo período del 2019.

No obstante, analistas prevén que la tasa de desempleo se ubique en el 13,5 por ciento hacia final de año, según un relevamiento de FocusEconomics. En ese sentido entidades como el banco BBVA se estiró al 18,6%, Santander al 15,6% y Quantum Finanzas al 15,5 por ciento.

Para tomar dimensión del “punto de dolor” que vienen a dar respuesta el equipo de Rapihogar: Argentina ocupó en 2019 el segundo peor lugar en el índice de Miseria Económica elaborado por Bloomberg. Ubicando al país por debajo de Venezuela, Sudáfrica, Turquía y Colombia.

La idea de Rapihogar

El BID lanzó durante el 2020 el concurso "Plataformas digitales frente al COVID-19" y el equipo de Rapihogar decidió poner a trabajar todos sus engranajes para dar una respuesta a una problemática que atraviesa y duele desde hace años al país y que se podría intensificar post Covid-19.

“Academia 3E”, la idea de Rapihogar, fue seleccionada entre más de 60 proyectos que participaron de la convocatoria y puso el foco en la digitalización de cursos de oficios para poder democratizar el conocimiento y a su vez generar una potencial oportunidad de empleo.

“Para nosotros es importante cómo uno enseña o capitaliza las habilidades de las personas. Queríamos que sea algo real y completo, que la gente que busca empleo pueda empoderarse y conseguir trabajo”,
Nadir Donemberg, fundador de Rapihogar.

Nadir agrega que en una etapa preliminar se realizaron vinculaciones con fundaciones que fueron la piedra fundacional e impulsoras de la idea, que desde ahí se incentivó a la realización de cursos con certificaciones para salir a buscar trabajo con un “título” bajo el brazo.

Las fundaciones que se sumaron a la idea fueron: Fundación YPF, Fundación Moviendo Montañas y Fundación Oficios. Desde la organización aclararon que la idea es seguir creciendo y sumando instituciones para que el proyecto llegue a todos.

Conocimiento y Poder

La traducción del nombre de la idea de Rapihogar, Academia 3E, se basa en Empoderar, Emprender y Emerger, en esas palabras se busca transmitir el objetivo y propósito del proyecto que coronó el BID.

“Queremos que la gente pueda salir de una situación desfavorable y emerger en la vida”, agrega Nadir sobre la meta de la idea y explica que “es simplemente conocimiento y manos a la obra, son herramientas básicas que les pueden sacar muy buen provecho”.

Más detalles

Academia 3E fue presentada para el BID como “una plataforma colaborativa de contenido virtual que sirve para vincular a todos los actores (empresas, instituciones educativas, ONG y fundaciones) con el fin de ayudar a quienes más lo necesitan”.

Los actores involucrados son por un lado las instituciones educativas que colaboran con el contenido y digitalización buscando lograr con el material una llegada masiva. Por otro lado, “la clase media y comunidad de técnicos de Rapihogar interesados en los cursos hacen su aporte económico para acceder a certificaciones y capacitaciones avanzadas. Además las empresas aliadas aportan fondos, recursos y herramientas para la promoción de técnicas y materiales”.

“Este círculo virtuoso tiene como propósito llevar parte de los recursos generados a las ONG y fundaciones de oficios, con el objetivo de brindarles acceso gratuito a todo el contenido de la academia y facilitarles las herramientas necesarias para poder aprovecharlo dentro de sus comunidades y fortalecer el trabajo existente en las capacitaciones de oficios presenciales que hoy desarrollan”, indica Rapihogar en el proyecto enviado al BID.

Y concluyen: “Las plataformas como Rapihogar cierran el círculo generando una salida laboral para los interesados”.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar