Volver al sitio

Cómo invertir en startups argentinas, según los consejos de Sam Altman

Te contamos todo lo que tenés que saber para ser un buen inversor ángel. Un resumen básico para empezar a invertir.

· inversión,Inversores

Pablo Manzano, CFO en Incutex

Hay muchos consejos sobre cómo ser un buen emprendedor. Pero nadie te enseña cómo ser un buen inversor ángel.

Leyendo a Sam Altman pude armar un resumen básico que puede ayudar a los inversores ángeles en etapas iniciales.

En pocas palabras podemos decir que se deben hacer tres cosas

  • Tener acceso a buenas oportunidades de inversión
  • Tomar buenas decisiones sobre en qué invertir 
  • Conseguir que las empresas en las que desea invertir te elijan como inversor

¿Qué más hay que tener en cuenta para transformarnos en un buen inversor? Te contamos un paso a paso para invertir en Argentina y no morir en el intento:

Acceso a oportunidades de inversión

Las buenas oportunidades de inversión en Argentina - o cualquier parte del mundo - pueden llegar de la mano de un contacto con emprendedores con potencial.

Además, es importante ayudar y estar en contacto con otros inversores.

En lugar de simplemente pedirle a sus contactos que le informen sobre oportunidades de inversión, pregúnteles a los emprendedores si puede pasar un día a la semana ayudando a mejorar su empresa u ofreciéndose como mentor.

En general, los inversores ángeles pueden ayudar mucho con su experiencia y contactos.

Tomar buenas decisiones sobre en qué invertir

Los emprendedores son la clave de las grandes empresas emergentes. El mercado recompensa a quien encuentre gente fantástica aunque no tengan experiencia.

También se puede invertir en personas experimentadas con track record, pero el precio de las acciones seguramente lo reflejará.

Entonces, ¿cómo se identifica a los emprendedores con potencial?

Una forma es realizar entrevistas personales, con un tiempo de varios meses entre esas reuniones. Si se pueden ver progresos en el proyecto en cada una de las reuniones, hay que prestarle atención ya que la tasa de mejora es a menudo más importante que la capacidad absoluta actual (en particular, los fundadores más jóvenes a veces pueden mejorar extremadamente rápido).

Una buena estrategia es hacerse primero la pregunta: ¿trabajaría para esa persona?. La segunda pregunta que uno debería hacerse es si puedo imaginarlo asumiendo el control de la industria en la que trabaja.

Hay que buscar emprendedores que sean fuertes y formidables al mismo tiempo (una combinación más rara de lo que parece); deben ser orientados a la misión, obsesionados con sus empresas, implacables y decididos; extremadamente inteligentes; decisivos, rápidos y voluntariosos; valientes, de alta convicción y evangelistas contagiosos; y capaz de volverse duros y ambiciosos.

Algunas de estas características parecen ser más fáciles de cambiar que otras; por ejemplo, las personas pueden volverse mucho más duras y ambiciosas rápidamente, pero la gente tiende a ser lenta o rápida y eso es más difícil de cambiar. Ser un motor rápido es una gran cosa.

Mercados con potencial

Además de aprender a predecir quiénes se convertirán en grandes emprendedores, también hay que saber distinguir qué mercados tienen potencial.

Es probable que surjan nuevas empresas en diversos verticales; las nuevas empresas pueden ganar donde sus costos pueden ser bajos y el tiempo de ciclo puede ser rápido.

A las empresas emergentes les va particularmente bien en industrias con rápidos cambios tecnológicos, porque sus ventajas fundamentales sobre los grandes competidores son la velocidad y el enfoque. Una tasa de cambio más alta brinda a las startups más oportunidades de acertar y a las empresas más consolidadas más oportunidades de tropezar.

Las mejores empresas tienden a tener el coraje de liderar el mercado por un par de años, por ejemplo: aunque se ridiculizó al iPhone por no tener muchos usuarios en su primer año o dos, la mayoría de las personas que tenían un iPhone se entusiasmaron con él de una manera que nunca lo hicieron con los teléfonos inteligentes anteriores.

Las mejores empresas tienden a subirse a la ola de una plataforma nueva, importante y de rápido crecimiento

Casos de éxito

Los proyectos que mejores resultados obtuvieron tienen algunas características en común:

  • Fundadores convincentes
  • Una misión que atrae a personas talentosas a la órbita de la startup
  • Un producto tan bueno que la gente se lo cuenta espontáneamente a sus amigos
  • Un mercado en rápido crecimiento
  • Un efecto de red y bajos costos marginales
  • La capacidad para crecer rápidamente 
  • Un producto que es fundamentalmente nuevo o 10 veces mejor que las opciones existentes

Aunque las buenas ideas son comprensiblemente seductoras, la inversión en una etapa inicial sirve principalmente para identificar buenos emprendedores. Sin embargo, a veces los malos emprendedores también tienen buenas ideas e invertir en ellas es el error de inversión más común que se cometen.

El segundo error crónico más común ha sido invertir porque otros inversores han invertido.

Que los emprendedores te elijan como inversor

Cuanto mejor sea la oportunidad de inversión, es decir el valor esperado en relación con la valoración actual, más difícil será conseguir que la empresa lo elija como inversor.

Pasar mucho tiempo con el emprendedor, explicarle lo que estás dispuesto a hacer para ayudarlo, y las recomendaciones de otros emprendedores pueden servir.

La reputación de ser muy útil y accesible vale mucho aquí, y es poco común entre todos los inversores, excepto los mejores.

Además de ayudar a obtener acceso a oportunidades de inversión, una marca personal sólida también ayuda.

Si como inversor decides apoyar rápidamente el proyecto, y especialmente si decides antes que otros, los fundadores tienden a apreciarlo.

Los emprendedores tienen un sexto sentido para saber quién los va a tratar como a un par y quién los va a tratar como a un jefe.

Ayudar a los emprendedores

La mejor forma de ayudar a los emprendedores es lograr que sean más ambiciosos, que piensen en grande y tengan más confianza en sí mismos. Hay que fomentarlos para establecer metas ambiciosas pero alcanzables. El impulso es importante y se refuerza a sí mismo: la mayoría de las personas se fijan metas fuera de su alcance, lo que generalmente es desmotivador.

El segundo aspecto a tener en cuenta es que hay que brindarles consejos tácticos específicos (en lugar de una estrategia general) sobre cómo lograr sus objetivos.

Hay muchas cosas específicas que se pueden hacer para ayudar: hacer presentaciones, ayudarlos a contratar, ayudarlos a encontrar otros inversionistas, ayudarlos a encontrar una oficina, etc. Generalmente debe esperar hasta que se lo soliciten.

Una gran excepción es que debe informarles de manera proactiva cuando se tenga una convicción muy alta de que están a punto de cometer un gran error, especialmente una vez que las cosas están funcionando y no se están bien preparados para escalar y agrandar la empresa

Finalmente, lo más importante es muchas veces el apoyo emocional y el tiempo para escuchar sus luchas.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar